top-banner

64 - Suiza - Sin tópicos - Revista de viajes Altair

5,95Eur
Editado por:
Altair revista SL
Añadir al carrito:

Descripción:

64 - Suiza - Sin tópicos.
Idioma: ESPAÑOL.
Páginas 162.
Año de edición 03/2010.
Mucho más que cimas y glaciares.

Espectacular y previsible. Es la descripción que, probablemente, bastantes viajeros españoles harían de Suiza... antes de visitar el país. La espectacularidad está asegurada por la mayor cordillera europea, los Alpes, con cumbres que superan los cuatro mil metros de altitud. Sus vertientes exhiben paredes vertiginosas, glaciares, cataratas, bosques de coníferas, todos los alicientes que caracterizan la alta montaña, sublimados hasta su máxima expresión. Y si su descubrimiento a pie es una delicia para el senderista, también lo es para el viajero menos activo, quien se beneficia de un ejemplar sistema de transportes que incluye trenes, cremalleras, teleféricos, funiculares y todo tipo de ingenios mecánicos concebidos para poner la naturaleza al alcance de su mano. Más abajo, en los valles, se asientan ciudades pulcras, exquisitas, que conservan un pasmoso patrimonio histórico y se ofrecen amables a los visitantes. Responden al estereotipo de orden vinculado a la sociedad helvética.

Sin embargo, conviene abrir bien los ojos, ya que esa sociedad atesora una serie de rasgos originales que desmienten la supuesta previsibilidad. Por ejemplo, un sistema político que prescinde de la dualidad entre Gobierno y oposición para integrar a todas las fuerzas mayoritarias en el Ejecutivo. Las iniciativas se adoptan por consenso. Y este no se limita a los partidos, sino también a los cantones. Los ciudadanos, por su parte, pueden vetar esas propuestas mediante plebiscitos, e incluso impulsar sus propias iniciativas legales si cuentan con un número razonable de apoyos. En la democracia suiza, los ciudadanos deciden. Y esa capacidad de intervención afecta a la Constitución, que se modifica sistemáticamente para adaptarla a los intereses de la población.

Suiza, sin duda, no carece de aspectos controvertidos, como su opacidad bancaria. Pero también puede presumir de hitos admirables, como un sistema educativo público, totalmente gratuito, que integra a la apabullante mayoría de la población escolar, y que es un referente por sus medios materiales, su rigor académico y sus resultados. O la implicación social, colectiva, en el cuidado del medio ambiente.

Por todo lo dicho, y por otras razones que se desgranan en el monográfico nº 64 de la revista Altaïr, Suiza aúna atractivos esperados y sorpresas insospechadas. Para familiarizarnos con su complejidad, hemos contado con la inestimable ayuda de Elena Affeltranger, Francesca Antonelli y Gilles Dind, a quienes queremos expresar nuestro reconocimiento más sincero.