top-banner

81 - Kerala - Revista de viajes Altair

5,95Eur
Editado por:
Altair revista SL
Añadir al carrito:

Descripción:

81 - Kerala.

La India de las especias.
Idioma: CASTELLANO.
Páginas 164.
Año de edición 01/2013.

El azar tuvo muy poco que ver con que Kerala fuese la primera tierra India a la que llegaron los europeos desde los tiempos de Alejandro Magno: iban en su busca. Vasco da Gama, Pedro Álvares Cabral o Alfonso de Abuquerque sabían muy poco de aquel país, pero husmeaban las fragancias de unas especias que, hasta entonces, viajaban hacia Europa a lomos de las caravanas que atravesaban el interior de Asia de sur a norte, camino del Mediterráneo. En la India, los portugueses crearon una ristra de bases desde donde comerciaron con los soberanos locales, en beneficio mutuo. Tan grandes fueron las ganancias, que pagaron el gran imperio luso de ultramar. También propiciaron la codicia de otras potencias europeas: primero los Países Bajos y finalmente Inglaterra tomaron Kerala bajo su tutela. Ellos introdujeron las plantaciones, unos monocultivos que todavía caracterizan ese territorio.

Hoy Kerala sigue siendo el mejor acceso a la India para quien la visita por primera vez. No en vano, encarna su versión más fácil y amable. Las ciudades keralíes no son tan grandes como las del norte, y la relación de la población con los viajeros es más abierta y desinteresada. Es verdad que Kerala no tiene un grandioso patrimonio monumental, pero exhibe unos paisajes tropicales de una serena belleza, incluida una costa hermosísima. Además, Kerala rezuma tradición, raíces que se perciben en los templos, y también en los fogones, donde la cocina vegetariana está muy extendida; en los hospitales, en los que la medicina ayurvédica convive con las más modernas técnicas de diagnóstico y de tratamiento; en los gimnasios, donde el kalaripattu, legendaria arte marcial, se practica como hace mil doscientos años; en el folclore, en la vida cotidiana...

Simultáneamente a esa raigambre, Kerala sorprende al visitante con una alternancia de gobiernos comunistas y centristas, elegidos democráticamente desde la misma creación del Estado en 1956. El llamativo protagonismo del marxismo tiene relación, en parte, con la difusión de cultos igualitarios, como un Islam que profesa el 24% de la población, o el cristianismo, religión del 20% de los keralíes. Ambos credos afirman la igualdad de los creyentes ante Dios, incluidas unas mujeres que, en Kerala, tienen derecho a voto desde las primeras elecciones estatales, en 1957. Todos esos hechos redundan en unos niveles de alfabetización y sanidad modélicos, infrecuentes fuera de Occidente.

Queremos agradecer al editor Agustín Pániker su generosa ayuda durante la concepción de este monográfico. Ojala seamos capaces de transmitir todo el entusiasmo por Kerala que él nos ha infundido.